La bióloga peruana Claudia Carrera Bravo, formada como bióloga en las aulas de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH), ahora es estudiante de doctorado en la Universidad Nacional de Singapur (NUS) e investiga allí sobre la malaria, enfermedad infecciosa considerada una de las más letales.

La malaria es un problema de salud pública, a nivel global y nacional. Provoca enfermedad y muerte tanto en niños como en adultos, siendo Loreto la región que reporta más del 90% de todos los casos de malaria del país, según cifras del Ministerio de Salud. Frente a ello es esencial el diagnóstico precoz, la atención oportuna, tratamiento completo y acciones preventivas.

El interés de Claudia Carrera por el estudio de la malaria nació en la secundaria, cuando vio en una película cómo las industrias farmacéuticas "ensayaban" con personas en África para probar ciertas drogas sin su consentimiento y tratar enfermedades infecciosas, una de ellas la malaria. Eso le pareció terrible y decidió que debía estudiar este mal para encontrar vacunas o tratamientos efectivos.

Claudia se formó como bióloga en Cayetano, y una de sus referentes y pieza clave en su desarrollo profesional fue la doctora Dionicia Gamboa. Junto a ella trabajó en el laboratorio de malaria de la universidad y entre ensayos e investigaciones cada día iba creciendo su interés por el estudio de esta enfermedad. Realizó su tesis de licenciatura y, en el 2016, postuló a la beca Chevening para estudiar una maestría en tecnología biomolecular aplicada para industrias biotecnológicas y biofarmacéuticas por la Universidad de Nottingham en el Reino Unido.

Lee la nota completa de Andina en el siguiente enlace.