Edward Málaga Trillo, especialista en microbiología e inmunología, y Joaquín Abugatás, quien fue su alumno, buscan en un laboratorio de la Universidad Cayetano Heredia que la prueba molecular que elaboran ya no implique el molesto hisopado y que el diagnóstico pueda tenerse en máximo 20 minutos.

Lea la nota completa del Diario Correo, aquí.